2015-03-09T23:49:00+01:00

IX Japan Weekend de Barcelona: Impresiones

Es Marzo y, como cada año, cientos de aficionados se reúnen en un centro comercial para comprar artículos de calidad cuestionable y precio desorbitado. En efecto, el fin de semana pasado tuvo lugar el IX Japan Weekend de Barcelona, y Nekofan estuvo ahí una vez más (que ya van sumando…). En términos generales, voy a decir que personalmente me quedé bastante satisfecho (y remarco lo de “personal”, que esto son unas impresiones y para nada son objetivas). ¿Por qué me quedé bastante satisfecho? ¿Fue por la gran mejora que sufrió el JW? ¿Fue por los invitados? ¿Fue por…?
Los stands no comerciales estaban bastante despoblados
Lo cierto es que no fue por nada en especial. Simplemente no la liaron demasiado, y la organización logró mantener el evento a flote. Fue “decente”, ni más ni menos, y si bien pude pasar el finde felizmente, eso no fue gracias a Jointo, que de nuevo se conformó con protagonizar la mayor mediocridad de la historia. ¿Recordáis que en el JW de otoño hubo una exposición de Itasha, algo medianamente arriesgado e innovador? Pues en este caso nada. Nada especial, nada destacable. Hablando en plata, el IX Japan Weekend de Barcelona ha sido la mierda de siempre, sólo que más grande y con brillitos. ¿Es esto algo malo? No, pero de nuevo si no se va con amigos y afán de matar el rato y rebozarse un poco en el ambiente, no vale la pena gastarse esos 8€ de entrada.  Porque han subido, que antes eran 7.
El escenario principal. El sonido sólo falló en un 90% de las veces 
¿Y por qué han subido, os preguntaréis? Pues por la inclusión de una invitada excepcional, la grandiosa cosplayer Reika… Que yo no conocía antes de este Japan Weekend (y ni de lejos soy el único), que no ha participado demasiado activamente en el evento (Cantó, y creo que firmó algunas cosas), y que no es excusa para subir el precio de tal forma. Encima hacerse fotos con ella sin soltar la cartera era imposible gracias al muy buen trabajo de sus guardaespaldas (o quienes demonios fueran) que se encargaron de alejar a los fans a pesar de que la propia Reika parecía más que dispuesta a fotografiarse con ellos.
Nunca pararé de cantar las alabanzas del stand de Nintendo
Pasando a otro problema recurrente con el JW y que de nuevo no ha sido solucionado, el espacio estaba mal utilizado y el número de visitantes, que ya de por sí era bajo, parecía incluso menor, ya que la mayoría de gente estaba aglomerada en los stands comerciales. Que eran menos que en otras ocasiones, puestos a decir, y no tenían apenas variedad de productos. Había espacios fantasma que se intentaron llenar con deportes, charlas, y paneles que por lo que tengo entendido fueron casi un completo fracaso (aunque no estuve en ninguno, así que de esto no os fiéis demasiado). 

¿Otros problemas? Bueno, una vez más la organización muy ultimahorista a más no poder, y las acreditaciones fueron dadas en menos de una semana. El JW de este año ha batido récords en ese sentido, puesto que excepto el concurso de cosplay (gracias, Reika) todo lo demás ha sido montado a menos de una semana del evento en sí. Debo admitir que razones aparte  los concursos de este año fueron magníficos, eso sí, con un premio muy sustancioso y una organización más que decente. Claro que el concurso normal fue ganado por un grupal que llevaba cosplays de ilustraciones (su actuación era una coreografía que me dio sueño), y que estaba formado por 10 miembros cuando el máximo número de miembros permitido eran 7 (fuentes externas, no estoy convencido de esto, aunque 2 de los 3 ganadores iban de las dichosas ilustraciones y sus actuaciones fueron un coñazo).
Más Nintendo...
El concurso de pasarela del domingo fue más legal, aunque por alguna razón hubo dos tipos cosplayeados de Juego de tronos con armaduras de metal (pesaban unos 25 kilos cada una) que apenas ganaron nada, cuando me da la vaga impresión que 3 años de trabajo y unas armaduras prácticamente perfectas y de verdad merecen más que una sesión de fotos. ¡Que podrían haber participado en una guerra real, leches!
...¡Y menos deportes de relleno!
El resto del evento pasó sin pena ni gloria, con los clásicos problemas (fallos de sonido, cancelaciones de última hora…) y un stand de Nintendo que era de las pocas cosas que valían la pena (el mejor lugar del Japan Weekend con diferencia); aunque como la guinda del pastel diré que el sábado me topé con un problema que nunca me había planteado antes: las alergias. Una miembro de mi grupo era alérgica a la tinta, y no podía ponerse el sello al salir, por lo que ir a comer fue un engorro y pude contemplar como el personal del evento no tenía ni puta idea de cómo actuar, respondiendo en muchas ocasiones de forma muy borde y que francamente me tocó las narices. ¡Genial! 
Tenían algunos Artbooks al menos, pero nada especial
Al final el IX Japan Weekend de Barcelona no estuvo mal, aunque fue lo de siempre: Salseo, últimas horas, y 0 innovación. Cada vez me da la impresión de que va menos gente y, como no innoven más, los de Jointo van a acabar celebrando los JW con los grillos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre NekoFan

Dos cuartas partes de "Anime",una de Japón y otra de videojuegos,mezclado con programación y Dojo hacen la receta (im)perfecta de este blog.




Enlaces

Visitas