2015-04-12T20:38:00+02:00

Sobre los juegos de lucha y los DLC abusivos

Ya llevan tiempo en el mercado, y los DLC de pago (downloadable content, en español "contenido descargable") están más aceptados que nunca. Prácticamente todos los juegos reciben actualizaciones de pago en forma de mapas o personajes nuevos, y a nadie parece importarle.

Lo cierto es que la idea del DLC de pago es totalmente razonable. Los desarrolladores pueden ampliar sus juegos después de sacarlos, y así redondear el producto, mientras obtienen beneficio por su merecido trabajo. Claro que la teoría y la práctica en pocas ocasiones coinciden y, cómo no, en este caso las compañías ya se han pasado de rosca.
Capcom se ha convertido en el Jack el Destripador de los videojuegos
Hemos llegado a un punto donde son muchos los desarrolladores que se aprovechan de esta idea para sacar un juego con varios DLC de serie. Los que más sufren de esta práctica son los juegos de lucha y los shooters, aunque sinceramente no soy demasiado fan de los segundos, así que siendo esta una crítica totalmente personal voy a pasar de mencionar Call of dutys y Titanfalls.

Dicho esto, analicemos algunos juegos de lucha y veamos la cantidad de DLC y el precio. Echemos un vistazo, por ejemplo, al nuevo Mortal Kombat X, que es la gota que ha colmado el vaso. Ni siquiera ha salido, y ya hay varios personajes que son de pago. Y lo peor es que no es el caso más ofensivo (ni de lejos), porque Capcon se ha convertido en una mina de DLC; si os gusta Street Fighter, o los crossovers del tipo Marvel versus Capcom, preparaos, porque incluyen un minijuego extra para ver cuántos dígitos de la tarjeta de crédito podéis teclear en tres segundos.

Al final el resultado es simple: o juegas una especie de demo completa, o el timo te acaba saliendo por 100€. Jugar bien a éste tipo de juegos se ha convertido en un vicio que nos hace dejarnos decenas de billetes sólo para conseguir un personaje más, mientras las compañías se ríen en nuestras caras y llegan a cobrarnos hasta por paletas de colores para los personajes. Ya no es cuestión de quejarse por la existencia de los DLC: de nuevo, la teoría es muy buena y permite evitar secuelas innecesarias. Secuelas innecesarias que siguen apareciendo, sólo que con la mitad de la plantilla de personajes bloqueada.
Las compañías tienen dos soluciones: O dejan de producir este tipo de contenido y se contentan con sacar una versión del mismo juego estúpida y con apenas cambios al año, o empiezan a sacar DLC con sentido y a cobrar un precio justo por ellos, que en algunas ocasiones debería ser de 0€. ¿Va a ocurrir? No. Nunca. Tal y como están las cosas, y con la aceptación que sufre este tipo de contenido, al jugador corriente no le queda otra que comprar el juego y jugarlo a medias, o desembolsarse una cantidad de dinero excesiva para jugar el juego completo.
Ni Mortal Kombat se salva de la amenaza de los DLC
El resultado de todo esto es que los jugadores regulares, aquellos que compraban un juego de lucha para disfrutarlo con sus amigos y mejorar a base de práctica, están desapareciendo. Ahora existen tres tipos de juegos: Los juegos ridículamente difíciles y tediosos, aparentemente sólo para jugadores hardcore (lo cual no es algo malo, y yo mismo disfruto de algunos de estos títulos, aunque la parte tediosa reduce la diversión en algunos casos); los juegos ridículamente fáciles, para el público casual, que francamente me parecen un coñazo un pelín aburridos; y los juegos con tantos DLC que sólo vas a disfrutar de forma completa si eres un fan acérrimo de la saga o un entusiasta del género. Los juegos de lucha han acabado en este tercer grupo, y a mí ya se me han quitado las ganas de pagar 60€ por un juego con más recortes que la educación.

Me gustaría darle una conclusión decente a esta crítica, aunque tampoco es que vaya a servir de mucho. La situación actual está demasiado establecida como para cambiarla. Los usuarios no van a dejar de consumir este tipo de contenido, y no se van a hacer leyes para regular los contenidos descargables. Las compañías tampoco van a dejar de producir contenido de baja calidad a excesivo precio (aunque hay algunas excepciones que me hacen feliz, como el Tekken Tag Tournament 2, que tuvo varios DLC de personajes de forma totalmente gratuita). Así, lo único que queda es, hablando en plata, joderse, y recordar aquellos tiempos en los que un juego completo no implicaba gastarse más de 20 pavos en descargas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre NekoFan

Dos cuartas partes de "Anime",una de Japón y otra de videojuegos,mezclado con programación y Dojo hacen la receta (im)perfecta de este blog.




Enlaces

Visitas