2014-09-02T19:13:00+02:00

Terror japonés

El terror japonés ha traído en los últimos tiempos nuevos rostros del horror que van más allá de los típicos monstruos, son caras muy humanas que esconden dilemas morales y críticas a la sociedad, por eso son realmente escalofriantes.

Los cuadernos de la muerte y los shinigamis son algunos de los elementos más terroríficos de Death Note, pero la serie posee un ingrediente mucho más crudo: el hombre. Los creadores japoneses son especialistas en crear historias con la cara más oscura de los personas y Death Note es un buen ejemplo, pero hay otros. La marginación social crea monstruos y hay personas normales que, al quedar excluidas de la sociedad, quieren vengarse; hay quien lo hace tomando forma de leyenda urbana, como en Boogiepop Phantom, donde la muerte en persona toma forma en un estudiante de instituto con doble personalidad. También hay quien explota los viejos temores tomando formas nuevas, la Laín es una adolescente enganchada a Wired , una red mundial de telecomunicaciones similar a internet, que la absorbe físicamente y psicológicamente, el resultado es terrorífico.

El dicho de que el terror tiene muchas caras, hasta algunas familiares es cierto, y aun puede ser más crudo si las caras en cuestión son atractivas y parecen inofensivas. A primera vista, nadie diría que Lucy, de Elfen Lied, es una mutación letal y despiadada, es una nueva especie humana con una capacidad mortífera sin precedentes ya que puede asesinar a sus victimas sin tocarlas. Elfen Lied es una complicada y retorcida historia que cuestiona la humanidad de las personas.
El caos y la destrucción llegan a través de ángeles en Mnemosyne. Las protagonistas de la apocalipsis son las damas inmortales de la muerte. La fuerza devastadora de estos ángeles es más terrenal que mística, arrastrando la peor de todas las pesadillas.

Una de las claves del éxito del terror japonés es la mezcla de la realidad con la mitología propia. Gracias a su particular visión del horror, los directores japoneses coparon las taquillas de los cines. Uno de los primeros fue Hideo Nakata que envió al pozo a Sadako en The Ring. Un objeto cotidiano como es una cinta vídeo se convierte en un elemento mortal. En Dark Water, también del propio Nakata, el elemento temido y mortal eran las goteras de una casa.
Takashi Shimizu es el director de las maldiciones, pero solo en la ficción como lo demuestra su reconocida saga Ju-On, the Grudge. Shimizu se ha especializado en espíritus vengativos que no dejan ni tomarse un café a sus pobres victimas.
Aunque el terror no es el genero que mas fama ha dado a Takashi Miike, este director ha creado dos de las películas japonesas mas emblemáticas. Audition es terror psicológico en estado puro, con un personaje como Yamazari Asami que en principio no debería ser una amenaza, pero solo en principio. One missed call retoma el tema de la leyenda urbana, donde una llamada mortífera a través del teléfono móvil expande el miedo entre los protagonistas.

Gracias a su éxito, el cine de terror japonés ha tenido una gran cantidad de remakes norteamericanos, que en algunos casos, como The Grudge o The Ring 2, se han implicado directamente los creadores originales. En la mayoría de casos, se trata de películas bastante fieles a las originales donde las diferencias radican básicamente en el escenario, las caras conocidas de los actores por parte de los occidentales y la forma de narrar la historia. Estos remakes tienen como objetivo acercar estas historias de terror japonés al publico y a los gustos occidentales, llegando a casos de que la versión americana es más conocida que la japonesa, como ocurre con el largometraje Pulse. Pero también hay casos de versiones fallidas, que no obtuvieron la respuesta esperada, como es el caso de la versión americana de One Missed Call.
Para decepción, o más bien alegría de los fans del terror japonés, la tendencia de los remakes norteamericanos ha ido a la baja en los últimos años.

Larga y Prospera Vida

4 comentarios:

  1. Pues he visto todas las que mencionas, y además muchísimas otras que luego fueron una basura a pesar de que las vi con todo mi amor Y_Y. Así que te agradecería si me dijeras alguna un poco más desconocidilla o algo así a ver si recupero mi amor por el género xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anime no conozco muchas que valgan la pena, quizás "Another" o "Shiki" están a la altura de Elfen Lied. Si no la has visto, prueba también con "Bailando con vampiros", no es estrictamente de terror pero vale la pena.
      En cuanto a película, si no la has visto, mira "Kwaidan" (adjunto post con nuestras impresiones - http://www.nekofan.com/2013/12/kwaidan-el-mas-alla.html -). Es del año 1964, pero vale la pena dedicarle un rato (eso si, no esperes dar saltos de miedo).

      Eliminar
    2. El problema del terror japonés es que es básicamente ambiental, sin (demasiados) sustos, y en algunos casos (como el dichoso Kwaidan) está lleno de símbolos y elementos culturales. Eso hace que no sea para todo el mundo y pueda resultar muuuuuuuuuuy aburrido.

      Dicho esto, de películas y animes no sé mucho, pero hay bastantes juegos que como mínimo están influenciados por ese tipo de terror. Silent Hill, por ejemplo (aunque no tenga cultura "japonesa" da el pego por la ambientación, y ahora es un buen momento para rememorar el primero >.<), o los fatal frame/project zero, si quieres algo más "japonés". La visual novel Higurashi no naku koro ni (el anime también, aunque es bastante meh) también podría colar como "terror japonés" y está bastante bien.

      Eliminar
    3. A mí la verdad es que Another me aburrió un poquito, pero sí que era buen anime. Últimamente estoy enamorado de Yami Shibai, que aunque sean microrrelatos son bastante inquietantes y mucho más cercano al J-Horror.

      La verdad es que preguntaba más por películas y tal, y sí, entiendo que me hables de Kwaidan, pero ya la vi también. Tendré que esperar a ver si me encuentro con alguna sorpresa entre tantas películas basura que veo... xD

      Sobre el otro comentario, Silent Hill fue siempre de mis sagas de videojuegos favoritas. Sin duda lo de la ambientación japonesa es cierto, aunque yo lo describiría más como su faceta psicológica. Si comparas el Silent Hill japonés con el Resident Evil americano puedes entender perfectamente la diferencia entre ambos estilos ^^

      Voy a ver esa Higurashi no naku koro ni a ver qué tal. Recuerdo jugar a Saya no Uta y me gustó, así que tendré que darle una oportunidad a otra visual novel de terror.

      Por cierto, Nanashi no Game, juego de Nintendo DS, es muy de J-horror. Aunque luego el juego sea bastante decepcionante la verdad es que es de los juegos que se inspiran más directamente en este tipo de terror.

      Eliminar

Sobre NekoFan

Dos cuartas partes de "Anime",una de Japón y otra de videojuegos,mezclado con programación y Dojo hacen la receta (im)perfecta de este blog.




Enlaces

Visitas