De nuevo ya ha pasado un año más y otra vez estamos en diciembre, ese mes loco en que todo el mundo no parece tener otro objetivo que comer, beber, disfrutar junto a la familia y acabar el año de la mejor forma posible, cosa que francamente (y especialmente este año) deseo para todo el mundo, pues no hay mejor forma de celebrar algo que junto a las personas a las que quieres .

Otro año que transcurre entre luces y sombras (más sombras que luces); empezamos con muchas esperanzas pero por el camino nos han dejado buenas compañeras como Meiyo y Luna, aunque, para alegría de todos, se ha incorporado al equipo Raisa, un bonito cruce de bretón y beagle que es la alegría de la casa. Otros no teníamos claro si continuar luchando o tirar la toalla, aunque finalmente, y con un poquito de suerte y mucha ayuda de la familia, acabamos el año llenos de energía y con muchas ganas de que llegue el nuevo año, que estoy convencido será infinitamente mejor que el 2019.

Por cierto, y hablando de continuar luchando y de tradiciones navideñas, que mejor momento que esta época para recordar un poco la historia de algunos conflictos bélicos y lo maravillosa que puede ser la gente en caso de necesidad. Vamos a seguir la tradición de felicitar las fiestas con historias de guerra, que no cambiaron el mundo ni el rumbo del conflicto, pero que sí ayudaron a mejorar, al menos por unas horas, la vida en el frente. Empezamos en el blog hace unos años con la Primera Guerra Mundial y su ya famosa Christmas Truce, así que este año le toca a la Guerra Civil Española y una muy poco conocida tregua de Navidad en plena guerra entre hermanos.

Un grupo de requetés del Tercio de Lácar posan con milicianos en la cumbre del
Kalamua - Foto Goñi (La lucha de clases) -
Corría el año 1936 en el monte Kalamua (para situarlo un poco, entre Vizcaya y Guipúzcoa, en el País Vasco), un escenario donde se librarían duros combates. Era el 24 de diciembre de 1936, la primera Nochebuena en guerra en España, y aquel día nadie quería disparar sus armas. Ambos bandos estaban situados en trincheras a pocos metros, pero la nostalgia por la familia y el hogar habían conseguido que desde la mañana, en que alguien grito "no disparéis", se respirara un aire de tranquilidad y libertad como hacia meses que no se vivía. Los dos bandos, sentados fuera de sus trincheras, intercambiaron saludos, dialogaron en tono amistoso, compartieron vino y comida y canjearon periódicos y tabaco.

Esta tregua pactada entre combatientes y documentada por el cronista socialista pamplonés, José Goñi Urriza, para su semanario "La Lucha de Clases", es la única de la que se tiene certeza. La virulencia inicial del conflicto, que llenó de odio a ambas partes, no dejaría hueco para muchas más treguas navideñas (posiblemente hubiera alguna más, pero es la única que se ha podido verificar documentalmente), pero parece que al inicio de la guerra, cuando en el norte del país aún no se había encajado la tragedia, el milagro navideño fue posible gracias al esfuerzo de unos jóvenes soldados que se encontraron a medio camino entre trincheras.
Intercambiando periódicos en Nochebuena - Foto Goñi (La lucha de clases) -
La cantimplora corre de mano en mano - Foto Goñi (La lucha de clases) -
A punto de acabar este aciago 2019 creo que esta "tregua entre bandos" es un buen ejemplo para recordar que, por complicadas y difíciles que estén las cosas nunca debemos perder la esperanza. Tal y como está el país, lo importante no es mantenerse vivo, sino mantenerse humano, solidario y justo, y este camino, por suerte, no lo hacemos solos, la familia y los amigos siempre están junto a nosotros cuando lo necesitamos.
Por mi parte, y para el año que viene, intentaré disfrutar todo lo que pueda junto a los míos, no se que me deparará el nuevo año, pero si que tengo claro que aprovechar el día a día junto a ellos es la mejor forma de pasar por esta vida.

De todo corazón, yo, toda mi familia y el resto de miembros de NekoFan os deseamos
FELIZ NAVIDAD Y UN PROSPERO AÑO 2020 LLENO DE PAZ Y SALUD
クリスマス おめでとう (Kurisumasu omedetō)

Para acabar, os dejo una canción popular española cantada por ambos bandos durante la guerra civil y aún recordada en campamentos y algún que otro cuerpo militar. Se trata de "Madre anoche en las trincheras", una preciosa y desgarradora canción anti-belicista sobre la Guerra Civil (y que, aunque parezca raro, no esconde ningún tipo de ideología política).
Larga y Prospera Vida...=^.^= Niahaha
Fuente e imágenes: ABC Cultura

Publicar un comentario

Recuerda que debes haber aceptado la política de privacidad de Google para comentar.
Para tu información, puedes consultar nuestra política de privacidad y aviso legal donde encontrarás toda la información al respecto.

ADS