Metroid. ¿Qué se puede decir de esta saga que no se haya dicho ya? Llegados a este punto no mucho, porque a pesar de sus bajas ventas, la cazarrecompensas de Nintendo es uno de los personajes más importantes de la gran N, así como la protagonista de algunos de los mejores juegos de la historia, comentados de cabo a rabo por un sinfín de analistas, reviewers e incluso por sus madres. Sin embargo, Metroid es una de esas sagas que han marcado mi vida; he crecido jugando estos juegos, y llevo más de 15 años con ganas de ver cómo termina una historia que empezó antes de que yo naciera. Dicho de otra forma: ahora que ha salido Metroid Dread me siento muy, muy nostálgico. Así que para conmemorar este lanzamiento voy a quemar un poco las teclas, a ver si publico un par de artículos antes de volver a cansarme.

Metroid Dread se anunció oficialmente durante el E3 de este verano, a meros meses de su salida al mercado (no como Metroid Prime 4, que ahí sigue, en el espacio). Sin embargo, ese nombre resuena en mi cabeza desde hace más de 10 años. Llevo oyendo rumores desde los tiempos de la Nintendo DS, cuando las conversaciones de peso en internet se llevaban a cabo en foros del jurásico y los blogs reinaban supremos. Ocurre algo muy curioso con este tipo de leaks: después de un par de años, la gente empieza a ignorarlos. Es lo que ocurrió con el lanzamiento de Last Guardian, es lo que ocurrió con Metroid Dread, y es lo que está ocurriendo ahora con la Switch PRO; un verdadero clásico del internet más chismoso. Pero en este caso los rumores eran ciertos: Metroid Dread existió... durante un tiempo. Según Yoshio Sakamoto, uno de los "padres" de la cazadora espacial (y en parte responsable del decepcionante Metroid: Other M, así que tampoco le pongamos demasiadas medallas), el proyecto fue pausado, ya que era demasiado difícil llevar a cabo la visión del equipo. Probablemente esta visión implicaba elaborar algunos conceptos introducidos en Metroid Fusion, como las persecuciones por un enemigo mucho más fuerte que el jugador, aunque quién sabe. Aparentemente el trabajo de Mercury Steam en su juego anterior, el remake Metroid: Samus Returns impresionó a Nintendo, que decidió traer de vuelta unas ideas que en aquel momento llevaban más de una década guardadas.

Y eso nos lleva al 8 de Octubre de 2021, el "día M" por llamarlo de algún modo, día de lanzamiento de Metroid Dread y el fin de un arco argumental de más de 30 años. Solo quedaba una cuestión en el aire: ¿Se trata de un juego bueno, o...?

Por mi parte, creo que la cosa ha salido bastante bien. Las opiniones han sido relativamente variadas, pero lo cierto es que Metroid 5 es una conclusión más que satisfactoria que combina lo mejor de todos los juegos. Tiene un poco de Metroid Fusion, un poco de Super Metroid, y bastante de Metroid: Samus Returns, que por algo es del mismo estudio. Sin embargo, lo que más me ha sorprendido (y para bien) es que está repleto de ideas nuevas. En lugar de tirar de topicazos (Ridley, te estoy mirando) los chicos y chicas de Mercury Steam han desplegado multitud de contenido original, ampliando el universo Metroid e incorporando aspectos de todos los juegos (e incluso del manga, lo que me ha sorprendido bastante, aunque creo que después de los eventos de Dread el cómic no se puede considerar algo canónico). La mayoría de elementos de Dread son originales, a excepción de algunas habilidades que desbloqueamos durante la aventura (¿Qué esperabas, un Metroid sin morfosfera?) y algunos detalles que no pienso destripar.

No quiero que este artículo se convierta en un tocho infumable, aunque quiero destacar uno de estos puntos originales, que refleja con bastante precisión mi opinión general del juego: la música. Se han recuperado algunos temas clásicos (por ejemplo, las salas de navegación suenan igual que en Metroid Fusion) aunque el 90% de las canciones son originales. No estamos delante de melodías "tarareables", lo que me decepcionó un poco, pero los temas tienen una base más ambiental a la que he acabado cogiendo cariño. Saber si una melodía es buena o no es algo que requiere tiempo (y el juego salió hace nada), pero a priori yo diría que se trata de una banda sonora de notable alto.

Lo mismo ocurre con muchos otros aspectos del Metroid Dread; "Notable alto" es algo que resuena a lo largo de todo el juego, un 8.9 o incluso un 9 muy sólido. Podría pasarme horas escribiendo alabanzas sobre el juego, porque es una verdadera joya, aunque tiene algunos puntos que me parecen mejorables. Uno de ellos es la selección de jefes finales; algunos de ellos son sencillamente geniales, pero hay otros que me parecen bastante olvidables y 2 de los mini-jefes se repiten demasiado (acabé hasta las narices de los robots centinelas...). No son aspectos que rompan la experiencia de juego, pero para mí son temas que lo apartan del 10. Sinceramente, hoy en día parece que un juego tiene que recibir un excelente para valer la pena, pero ¿acaso existe algún juego perfecto? Metroid Fusion, por ejemplo, es mi favorito de la saga, aunque tiene algunos puntos muy negativos que para colmo destacan mucho al rejugarlo. Personalmente, yo creo que Metroid Dread está a la altura, y puede convertirse en uno de los mejores juegos de la saga, aunque no es el Metroid perfecto. El Metroid perfecto será el remake de Fusion que se hará a continuación, que tendrá la base de Dread pero con los jefes finales, música y tensión de su predecesor (dejad a un pobre loco soñar, que de eso vivimos).

No tengo mucho más que decir, aunque antes de cerrar quiero hacer hincapié en algunos aspectos que me han parecido destacables o sencillamente me han hecho gracia (Ojo, hay algunos spoilers):

  • Los 60 FPS, que se mantienen durante casi todo el tiempo (hay algunos bajones puntuales).
  • La iluminación, especialmente la luz ténue que se refleja en las paredes al utilizar el rayo recarga.
  • La vuelta de Kraid, y la posibilidad de matarlo con un truquillo si se han obtenido las bombas de la morfosfera antes de pelear con él.
  • La posibilidad de ejecutar sequence breaks y obtener habilidades antes de tiempo, incluso usando un par de glitches (espero que no se parcheen, para mí estos aspectos son una parte esencial de la experiencia Metroid).
  • La dificultad un poco más elevada (nada mejor que un buen desafío) y la inclusión de un modo difícil.
  • La aparición del X y el tener que romper los núcleos de los jefes finales infectados por el X.
  • Relacionado con el anterior, me ha encantado que en la música de los combates contra enemigos infectados haya pequeñas referencias a la banda sonora de Metroid Fusion. Es un detalle tontísimo pero le da a las melodías el toque alienígena que tenía la música del juego anterior y me parece un puntazo.

Publicar un comentario

Recuerda que debes haber aceptado la política de privacidad de Google para comentar.
Para tu información, puedes consultar nuestra política de privacidad y aviso legal donde encontrarás toda la información al respecto.