¿Buscando un monitor?
Este artículo bien podía llamarse "Como elegir un monitor nuevo si eres igual de torpe que yo y el gato sabe más que tú"... y es que el tema, que en realidad parece fácil, es mucho más liado de lo que parece.

Hace ya un tiempo que estoy buscando un monitor nuevo para mi setup. El que tengo ahora tiene ya bastantes años (en realidad muchos... demasiados) y creo que por el bien de mi vista y mi salud ya toca cambiarlo.

Pensaba que el tema sería fácil: ¡quiero un monitor que me sirva para todo, que sea muy grande y sobre todo muy barato!...😆
Pues nada más lejos de la realidad, aparte de que baratos nada de nada. Mientras busco aparecen términos como IPS, refresco, G-Sync o Display Port de los cuales no tengo ni idea (recordad, mi actual monitor es de cuando los dinosaurios llevaban pañales) y acaban de liarme todavía más sobre que elección debo hacer.

Existen ya muchas guías parecidas a esta por internet, pero si habéis llegado primero a esta, espero que este pequeño glosario de términos y características variadas os sirvan de ayuda para todos los que, igual que yo, andan buscando un monitor y van igual de perdidos. No es una lista exhaustiva (ni intenta serlo), pero sí que creo que tiene algunas de las cosas importantes que pienso hay que tener en cuenta antes de buscar y realizar la adquisición de un nuevo monitor.

Os sugiero que una vez escogido el monitor de vuestros sueños (o varios que os hagan tilín) y antes de comprarlo, mirad reviews de ellos. YouTube está repleta y os pueden dar pistas sobre si la elección se adecua a vuestras necesidades o no.

Por último, no sé si la gente va a comentar este artículo o no, pero si lo hacen no olvidéis pasar por los comentarios y leerlos, puede haber ideas, aportaciones o experiencias muy interesantes y que os ayuden a planificar mejor vuestra compra.

Para empezar

No dejemos que nos entre el pánico escogiendo monitor...
No dejemos que nos entre el pánico
escogiendo monitor...
No todos los monitores nos irán bien para lo que necesitamos, ni siquiera el gastarnos un montón de euros nos garantiza que acabemos satisfechos con la compra realizada, así que antes de nada tenemos que:
  • Conocer nuestro hardware y saber que monitores son compatibles con él. De nada sirve gastarse 100 euros de más para aguantar un refresco de 144Hz si nuestra tarjeta gráfica (o la que vamos a comprar en un futuro) no los soporta.
  • Tener en cuenta donde vamos a ubicar el nuevo monitor. Una súper pantalla de 34 pulgadas será muy bonita, pero si la tenemos a 15 centímetros de nuestra vista puedo aseguraros que los dolores de cabeza serán muchos (literalmente).
  • Tener en cuenta para que la vamos a utilizar mayoritariamente: gaming, edición de vídeo o imágenes, CAD, ver películas o simplemente navegar por internet requieren necesidades estrictamente diferentes.
  • Ponerse un precio limite real a lo que queremos gastarnos y no mirar nada por encima de él, al final lo único que haría sería liarnos todavía más (pero pensad que las gangas no existen, como diríamos hace unos años... nadie da duros a cuatro pesetas).
  • Si es posible, realizar algunas pruebas con el monitor antes de comprarlo. Páginas como BLUR BUSTERS Motion Tests o Lagom os pueden venir bien.
Si tenemos claro que tenemos ahora, para que y porqué queremos hacer el cambio y le hemos buscado un buen sitio en nuestra mesa de trabajo, ya estamos preparados para elegir monitor.

Tamaño del monitor

43.2 / 2.54 = 17 pulgadas
43.2 / 2.54 = 17 pulgadas
Se mide en pulgadas (1 pulgada = 2.54 centímetros) y representa la distancia en diagonal de la pantalla. Se suelen utilizar valores absolutos, es decir, para una pantalla de 23.8 pulgadas diremos que es de 24 pulgadas.

Recordad que el tamaño de la pantalla es importante (sí, en este caso el tamaño si que importa, pero siempre adecuado a donde tengamos que meterla 😅), pero la colocación del mismo y la distancia a la que lo tendremos mucho más (un monitor grande pegado a nuestros ojos conseguirá que acabemos con dolor de cuello de tanto moverlo para poder abarcar su superficie -¿alguien ha visto un partido de tenis en directo?... pues eso -).

Y cuando ya tengo claro el tamaño que necesito... ¿monitor curvo o normal? Pues realmente depende de los gustos de cada uno. Por mi parte no he trabajado con ninguno curvo así que poca experiencia tengo, tan solo comentar que, según dicen, la inmersión viendo una película o jugando es mayor (pero lo cierto es que no he visto ninguna competición de e-Sports donde tengan monitores curvos). Creo que si la curvatura ha de incidir en el precio para subirlo, mejor no tenerla en cuenta y escoger uno normal.

Acabado de la superficie de pantalla

A gusto del consumidor, normalmente un par de valores posibles: brillante o mate/no brillante.

Un monitor mate evitará reflejos en pantalla, pero se escoja la elección que sea no afectará en ninguna forma al rendimiento de las imágenes en pantalla. Digamos que prácticamente es una mera elección estética.

Formato de Imagen

Formato de imagen o relación de aspecto es una proporción entre la altura y la anchura de la pantalla, así de simple. Se determina considerando la relación entre la resolución horizontal y la vertical.

Habitualmente los más comunes son 16:9 con resoluciones de 1920x1080, 2560x1440, etc. Pero también encontramos los de 21:9 o ultra panorámicos con resoluciones de 2560x1080, 3440x1440, etc. Para monitores con este formato parece ser que lo aconsejable es que como mínimo sea de 29 pulgadas o superior.

Existen otros formatos, como los 4:3 (monitores cuadrados) que habitualmente encontrareis en oficinas o lugares de trabajo, pero que a mi parecer no tienen sentido actualmente como monitor principal en casa.
16:9
16:9
21:9
21:9

Resolución

Diferentes resoluciones
Diferentes resoluciones
Creo que no es necesario comentar que la resolución se mide en pixeles y, obviamente, cuanto mayor sea mejor, ya que obtendremos una mayor nitidez en las imágenes.

Para ir bien, la resolución debería ir ligada al tamaño de nuestro monitor, aunque realmente depende mucho de la distancia a la que tengamos la pantalla o de los propios gustos de cada uno.

Después de escarbar mucho por internet, he llegado a la conclusión de que para monitores 16:9 las resoluciones ideales podrían ser:
  • hasta 24 pulgadas: 1920x1080 píxeles o superior,
  • entre 24 y 27 pulgadas: 2560x1440 píxeles o superior,
  • más de 27 pulgadas: 3840x2160 píxeles o superior
Para monitores de 21:9 las resoluciones ideales podrían ser:
  • 29 pulgadas: 2560x1080 píxeles o superior
  • Más de 29 pulgadas: 3440x1440 píxeles

Tamaño de punto

Definición de Tamaño de Punto o Dot Pitch
Definición de Tamaño de Punto o Dot Pitch
El tamaño de punto o Dot Pitch es el espacio existente entre dos pixeles del mismo color. Sirve para medir la nitidez de la imagen y es crucial a grandes resoluciones, ya que un dot pitch pequeño producirá imágenes más uniformes y nítidas.

No os dejéis engañar, habitualmente el dot pitch se mide a lo largo de la diagonal del monitor, pero algunas empresas cuentan el dot pitch horizontal, que da unos resultados más bajos llevándonos a una conclusión errónea.

Contraste y coeficiente de contraste

Test de brillo y contraste
Test de brillo y contraste
El contraste es la proporción de brillo entre un pixel negro a un pixel blanco que el monitor es capaz de reproducir, mientras que el coeficiente de contraste de imagen nos informa de lo vivos que son los colores por la proporción de brillo empleada (a mayor coeficiente mayor intensidad de colores, así un 30.000:1 mostraría un colorido menos vivo que un 50.000:1).

Básicamente, el coeficiente de contraste indica el blanco más brillante que puede hacer el monitor respecto al negro más oscuro.

Hay que tener en cuenta que, cuando en las especificaciones encontramos unos valores muy elevados (tipo 1.000.000:1 por ejemplo) están hablando de un coeficiente de contraste dinámico, y se aplica a monitores que son capaces de controlar el brillo y contraste por zonas (y no directamente en todo el monitor).

Tiempo de respuesta

Cantidad de tiempo que necesita un pixel para cambiar de un color a otro y después volver a su color original.

Se suele medir en milisegundos y habitualmente refiriéndose al cambio de gris a gris (G2G o GtG), aunque también existe como medida el MPRT o Moving Picture Response Time.

Este es un factor clave a tener en cuenta si tu uso habitual es para gaming, especialmente en el online competitivo.

Obviamente, mientras más pequeño sea el valor mejor será el tiempo de respuesta del monitor.

Tipos de Panel

No hay que liarse mucho en el tema, el panel es lo que se ilumina de nuestro monitor, vamos, lo que toda la vida se le ha llamado como la pantalla.

Existen diferentes tipos de pantallas o paneles: los TFT-LCD con sus variantes TN, VA e IPS, los de plasma, los OLED y los QLED (dejamos ya a un lado para no liar más los AMOLED y Súper AMOLED y otras cosas raras que pudiera haber por el mercado).

Los paneles de plasma están prácticamente en desuso. Constan de muchas celdas diminutas entre dos paneles de cristal que contienen neón, argón y xenón, que son convertidos eléctricamente en plasma provocando una emisión de luz.

Los OLED (o LED orgánicos) están formados por una película de componentes orgánicos que reaccionan a un estímulo eléctrico emitiendo luz.

Los QLED (o LED de puntos cuánticos) son capaces de encender cada pixel de forma independiente. Similares a los OLED, son más baratos y duraderos.

Finalmente los TFT son los más habituales que encontraremos en el mercado y sus tres variantes, TN o Twisted Nematic (Nemático Trenzado), VA o Vertical Alignment (Alineación Vertical) y IPS o In-Plane Switching (Variación en el Plano) tienen características diferentes que deberemos tener en cuenta en el momento de la selección, siempre adecuada al uso mayoritario que vayamos a hacer de nuestro hardware.
Paneles VA, IPS y TN
Paneles VA, IPS y TN
Los TN son los más habituales para jugar, ya que, en general, tienen un tiempo de respuesta más bajo que los VA o IPS, pero poseen una peor representación de colores y un ángulo de visión más bajo que el resto.

Fugas de luz
Fugas de luz
Los IPS poseen una mejor reproducción de los colores e indicados para vídeo, imagen, películas, etc... pero un tiempo de respuesta más alto que los otros dos. Aparte de ello pueden sufrir problemas de fugas de luz y son poco aconsejables para gaming.

Los VA suelen tener un tiempo de respuesta superior a los TN pero inferior a los IPS.

Lo cierto es que la elección del tipo de panel es complicada, pero realmente es uno de los puntos cruciales ya que condiciona las prestaciones totales de nuestro monitor, especialmente si el uso intensivo que vamos a hacer de él es para gaming (recordad que hay que escoger siempre en función del uso principal que vayamos a hacer de él).

Panel Ventajas Inconvenientes
IPS Elevada calidad de imagen global Tiempo de respuesta alto
Reproducción del color precisa Posibilidad de fugas de luz, especialmente en las esquinas
Ángulos de visualización amplios y con poca degradación del color Relación de contraste nativo inferior al resto de paneles
VA Relación de contraste nativo alta, con negros bastante puros Tiempo de respuesta elevado
Capacidad de brillo elevada Ángulos de visualización pobres
Reproducción de color adecuada pero inferior a los IPS Tecnología poco habitual
Poseen pocas fugas de luz
TN Tiempo de respuesta muy bajo Calidad de imagen inferior a la del resto de paneles
Frecuencias de refresco altas Menor precisión en reproducción del color
Precio competitivo Ángulos de visualización muy limitados
Disponéis de mucha más información sobre tipos de paneles en Geeknetic.

Tasa de Refresco

Valor medido en hercios (Hz) que representa la cantidad de veces que la imagen en pantalla se va actualizando y puede llegar a mostrar en un segundo.

Como es lógico, valores más elevados proporciona una imagen en movimiento mucho más suavizada que un valor bajo de hercios.

Recordad que el PC y la tarjeta gráfica deben ser capaces de suministrar la velocidad que queremos, ya que de nada serviría (o estaría infrautilizado) un monitor de 144Hz si nuestro PC no es capaz de generar esa tasa de refresco.

Para que nos entendamos, si nuestro monitor es de 60Hz, por mucho que una aplicación o juego nos ofrezca 140 FPS solo va a mostrarse un máximo de 60 frames por segundo.
60Hz
60 Hz
144Hz
144 Hz

Conexiones

Si la elección del panel es clave, el tema de conexiones disponibles en el monitor no se queda atrás, aunque siempre dependerá de las conexiones que nos ofrezca nuestra tarjeta gráfica del PC (de nada serviría tener un monitor con conexión Display Port si nuestra tarjeta gráfica solo tiene un miserable VGA).

VGA, HDMI, DVI, Display Port (o DP).... cada uno con sus ventajas e inconvenientes pero que nos complican un poco más la vida a la hora de elegir.
Diferentes tipos de conectores
Diferentes tipos de conectores
La conexión VGA es la de toda la vida y que últimamente parece ser que empieza a estar en desuso y muchas tarjetas gráficas y/o monitores ya no la incluyen (especialmente todo lo de gama alta). Transmite señal analógica y es incapaz de transportar el sonido.

La DVI se caracteriza por ser parte analógica y parte digital, pero al igual que VGA es incapaz de transmitir el sonido. Existen varios tipos en función de la transmisión.

El HDMI es actualmente el más extendido. Transmite la señal de forma digital y sustituye completamente a las desfasadas DVI y VGA. Su principal ventaja es que es capaz de transmitir también el audio, aparte de soportar mayores resoluciones y tasas de refresco que sus antecesores.

Y por último el Display Port (o DP como veremos en varios manuales). Al igual que el HDMI, su objetivo era sustituir al VGA y al DVI, pero lo cierto es que no está muy extendido entre los fabricantes de monitores. Con unas características superiores al HDMI, también es capaz de transportar de forma digital imagen y sonido.

Algunos monitores ofrecen además conectores USB que pueden ser usados como hub suplementario del PC o para realizar una actualización del firmware del monitor. Desconozco (y no he sabido encontrar) si tienen alguna utilidad extra más.

Como consejo, y ante la complejidad del tema conexiones, diría que lo mejor es que tengan el máximo de tipos de conexiones posibles, pero si no podemos escoger yo me decantaría por un HDMI+DP, HDMI+DVI o DP+DVI (recordad siempre que los conectores de nuestra tarjeta gráfica deben ir en consonancia con los del monitor).

En cualquier caso, yo descartaría totalmente un monitor con únicamente conexión VGA.

Tenéis mucha más información sobre estos tipos de conectores en HardZone

Ángulos de visión

Ángulo de visión
Ángulo de visión
Básicamente, desde que posiciones puedo ver la imagen correctamente en el monitor sin ver una imagen en negativo. Es el ángulo máximo en el que podemos mirar el monitor estando desplazados desde el centro sin perder calidad de imagen.

Existe el vertical (de arriba abajo) y el horizontal (de lado a lado) y mientras más altos sean sus valores evidentemente mucho mejor, ya que no hará falta estar justo delante y bien centrado en la pantalla para ver la imagen correctamente.

No he encontrado referencias de valores aconsejados, pero pienso que un ángulo horizontal entre 150o y 175o es un buen valor.

Profundidad de color

Diferentes profundidades de color
Diferentes profundidades de color
Paleta de colores más o menos amplia que el monitor es capaz de representar. Se suele medir en bits.

Aconsejable como mínimo una profundidad de 8 bits o superior.

Un valor más alto indicará que el monitor es capaz de mostrar un mayor número de colores que otro con un valor más bajo. Aun así, y al igual que otros parámetros, esto no solo depende del monitor sino también del dispositivo con el que se ha hecho la grabación. Por ejemplo, si sacamos una foto con una profundidad de 8 bits, el monitor no mostrará más, a pesar de que sea de 10 bits.

Espacio de color

Principalmente utilizado para edición y retoque de fotografías y vídeos, el espacio de color es un sistema de interpretación de los colores e indica la cantidad de colores que es capaz de representar el monitor.

Los dos más habituales son el sRGB y el Adobe RGB, aunque existen otros como el NTSC, el ProPhoto RGB o el DCI-P3.

sRGB es un estándar creado en colaboración por Microsoft y HP que garantiza que una imagen o video se verá prácticamente igual en cualquier dispositivo (PC, tablet, móvil, ...), convirtiéndose en un estándar en todos los navegadores web. Por otro lado, el Adobe RGB, creado por Adobe Systems en 1998, cuenta con un espacio de color más amplio pero suele ser básicamente de uso muy profesional (imprentas,...).
Algunos espacios de color
Para el uso habitual que la mayoría utilizamos normalmente, la mejor opción (y sobre todo la más económica) es escoger un monitor con el mayor porcentaje de sRGB posible (entre 97% y 100% sería lo ideal).

¿Qué es el HDR?

HDR (High Dynamic Range o Alto Rango Dinámico) no es más que un conjunto de técnicas que permiten generar imágenes con una mayor cantidad de tonalidades y fidelidad visual a través del manejo de la luz.
Sin HDR
Sin HDR
Con HDR
Con HDR
Básicamente se trata de que la película (o imagen, videojuego,...) que estamos reproduciendo envía una serie de metadatos al monitor indicándole como ha de activar los LED que regulan el brillo. Obviamente el monitor debe tener HDR para poder interpretar estos metadatos y poder generar la imagen con la calidad adecuada.

Antes de decidiros a gastar una pasta gansa en un monitor con HDR, pensad que es una jugada a dos bandas: mi monitor debe ser HDR, pero mi película o videojuego también debe ser compatible y capaz de enviar los metadatos del HDR.

Actualmente ya hay una buena cantidad de contenidos con HDR en plataformas digitales y páginas como YouTube, pero lo cierto es que su uso en videojuegos es una novedad relativamente reciente.

¿Qué es el efecto Ghosting?

Un tiempo de respuesta demasiado alto provoca el efecto ghosting o efecto fantasma, que hace que se muestre un rastro durante una secuencia de movimiento. Movimientos muy rápidos provocaran un ghosting más pronunciado.
Muestra de ghosting
Muestra de ghosting
Hay que tener en cuenta que este efecto no solo se produce en videojuegos, cualquier cosa que tenga movimiento en nuestra pantalla puede producirlo: videos, aplicaciones, etc.

Aparte de molestar bastante, el ghosting es muy malo en juegos competitivos online, ya que un valor elevado no nos permitirá ver correctamente el escenario y los posibles enemigos que estén en él.

Es posible realizar pruebas de ghosting y de otros parámetros desde la página web de BLUR BUSTERS Motion Tests.

¿Qué es el Input Lag?

Es la latencia o tiempo que tarda el monitor en representar una acción en pantalla que realizamos con un periférico (teclado, ratón, joystick,...).

Un input lag bajo es lo ideal, pero hay que recordar que la latencia está en todo, incluido los periféricos.

¿Qué es el Tearing?

Un error típico que hace que veamos en nuestro monitor imágenes entrecortadas mientras jugamos.
Banda blanca entrecortada por tearing
Banda blanca entrecortada por tearing
Habitualmente ocurre cuando el videojuego funciona a más FPS que la tasa de refresco de nuestro monitor. Podemos intentar solucionar el problema eliminando la sincronización vertical, pero causando un efecto colateral no deseado de latencia.

Para entenderlo un poco mejor un ejemplo: si nuestro monitor es de 60Hz y el juego funciona a 140 FPS es casi seguro que sufriremos tearing.

¿Qué es el Micro Stuttering?

Creo que todos hemos sufrido de esto... micro parones en la imagen (habitualmente lo que todos llamamos tirón o latigazo).

Tecnología G-Sync / FreeSync

Son tecnologías creadas para suplir la sincronización vertical y todos los errores que pudiera ocasionar, intentando en alguna forma eliminar o minimizar el tearing y el micro stuttering.
Con G-Sync/FreeSync OFF y ON
Con G-Sync/FreeSync OFF y ON
Lo cierto es que la idea en si es simple: esta tecnología sincroniza o iguala los hercios a los que trabaja el monitor con la velocidad que proporciona la tarjeta gráfica y todo en tiempo real sin necesidad de intervención nuestra (muy útil en juegos rápidos tipo shooters, deportivos, de carreras).

Para que nos entendamos, si nuestro monitor llega a los 144Hz, cuando juguemos y la tarjeta gráfica suministre 60Hz el monitor trabajará a 60Hz, mientras que cuando juguemos a 80Hz el monitor lo hará también a 80Hz, todo a tiempo real y sin ninguna intervención por parte nuestra (recordad que los FPS dependen no solo de la tarjeta gráfica, sino también de lo que sea capaz de suministrar el juego).

Un monitor puede tener tecnología G-Sync o FreeSync, las dos a la vez no, ya que en cierta forma va ligado a la tarjeta gráfica que tengamos instalada en nuestro PC.

Los dos sistemas funcionan correctamente y quizás la mayor diferencia está en el precio. Los monitores G-Sync cuenta con un módulo de NVIDIA dentro del monitor, lo que encarece el producto.
No hace mucho que NVIDIA ha liberado su tecnología de G-Sync, permitiendo el uso en monitores compatibles con Adaptive Sync/FreeSync sin necesidad de incorporar un módulo extra en el monitor.

Hay muchas más diferencias entre las dos tecnologías, pero no entrare en detalle ya que hay mucha información al respecto por internet (ni me se todo, ni creo que haga falta para comprar un monitor). Tan solo recordar que para poder aprovechar un monitor con tecnología G-Sync tu tarjeta gráfica ha de ser una NVIDIA compatible (creo que lo son todas las GTX y RTX), mientras que para utilizar la tecnología FreeSync necesitas que tu tarjeta gráfica sea una AMD compatible.

Larga y Prospera Vida... y buena suerte en la búsqueda

Publicar un comentario

Recuerda que debes haber aceptado la política de privacidad de Google para comentar.
Para tu información, puedes consultar nuestra política de privacidad y aviso legal donde encontrarás toda la información al respecto.

ADS